SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.7 número27El exilio boliviano en méxico: prácticas intelectuales y redes sociales"La viveza del soldado boliviano en la guerra del chaco". una mirada desde el archivo histórico de las fuerzas armad índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

    Links relacionados

    • No hay articulos citadosCitado por SciELO
    • No hay articulos similaresSimilares en SciELO

    Bookmark

    Fuentes, Revista de la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional

    versión impresa ISSN 1997-4485

    Rev. Fuent. Cong. v.7 n.27 La Paz ago. 2013

     

    INVESTIGACIÓN

     

    La institución "the strongest" y la guerra del chaco

     

    "The strongest" Institution and chaco war

     

     

    Guillermo Mejillones Quispe*
    * Egresado de la Carrera de Historia de la Universidad Mayor de San Andrés, La Paz, Bolivia. Es archivista en el Sistema de Archivo de la Comibol

     

     


    Resumen

    La Guerra del Chaco recibió la generosa sangre de la juventud boliviana. Muchas instituciones del país se organizaron en un esfuerzo para apoyar al Estado en Guerra. The Strongest no fue la excepción, institución que envió al frente de batalla: jugadores, miembros de la directiva y socios. El Club The Strongest, viendo el momento con singular patriotismo, inauguró en su seno "La correspondencia del Soldado", para colaborar a prisioneros de guerra y familiares de oficiales y soldados; además, recaudó fondos realizando diversas actividades. Esto generó profunda gratitud hacia la Institución, que en momentos de crisis boliviana contribuyó apoyando a quienes fueron más afectados por las acciones bélicas.

    Palabras clave <Guerra del Chaco> <The Strongest Fútbol Club>


    Abstract

    The Chaco War received the generous blood of Bolivian youth. Many institutions of the country were organized in an effort to support the State at War. The Strongest football club, was no exception, this sent to the front lines: players, board members and partners. The Club The Strongest, seeing the time with singular patriotism, opened in her womb "Soldiers Correspondence," to assist prisoners of war and families of officers and soldiers also raised funds various activities. This genre deeply grateful to the institution, which in times of crisis contributed Bolivian support of those who were most affected by military actíons.

    Keywords <The Chaco> <Guerra the Strongest Football Club> <Fútbol in trincheras>


     

     

     

    Del stadium de la trinchera

    En 1930, de acuerdo a Felipe Murguía V, The Strongest obtuvo el campeonato paceño, invicto y sin goles en contra. Al año siguienle, en un certamen irregular, el equipo atigrado, que realizo viaje al Perú, quedó en tercer lugar. En septiembre, en un resonante encuentro, había vencido al equipo de Almagro de Buenos Aires, triunfo que fuera festejado en las calles por la población. Para el difícil 1932, el campeonato que empezaba en mayo fue totalmente suspendido en septiembre por la situación bélica en el sureste del país. De acuerdo a las ubicaciones, el Tigre estaba en segundo lugar, siguiendo a Bolívar, con el cual ya tenía marcada rivalidad. El deporte ya no interesaba; sería relegado ante la emergencia a nivel boliviano.1

    La campaña bélica del Chaco recibió la generosa sangre de la juventud boliviana. Muchas instituciones del país se organizaron en un esfuerzo para apoyar al Estado en guerra. The Strongest no fue la excepción, enviando al frente de batalla: jugadores, miembros de la directiva y socios. Otro tanto el Bolívar y los otros clubes. Estos deportistas, que antes fueron rivales entre clubes, se incorporaron a los esfuerzos bélicos en defensa de la unidad y heredad nacional; son el ejemplo sano, la enseñanza directa que deben recibir nuestros políticos. "Así como en la contienda caballeresca, el clarín de carga a la bayoneta encontró en cada pecho deportista el «Viva Bolivia» que hace temblar y retroceder al enemigo".2

    Una generación completa de jóvenes se quedó en las arenas chaqueñas, nos dejan la enseñanza y el valor patriótico del suelo que les vio nacer. Hasta abril de 1933, el Club Strongest, contaba con más de 1.500 socios, entre señoras, caballeros, jóvenes y niños, de los cuales 600 partieron a las arenas chaqueñas, sumándose al Primer Cuerpo del Ejército, pero no en servicios auxiliares3. Más tarde se seguirían sumando en similar cantidad hasta el cese de las hostilidades. "The Strongest no es sólo un Club deportivo, sino, y ante todo, una escuela de civismo y altruismo donde muchas generaciones de jóvenes se han moldeado física, espiritual y moralmente, y donde han aprendido a tener disciplina, constancia, carácter y espíritu de superacitín, atributos que los han hecho aptos y dignos del noble servicio de la Patria".4

    La Directiva del Club Strongest, el 11 de marzo de 1933, resolvió dirigirse al señor Presidente de La Paz FootBall Association, con el objeto de solicitar, llamar a un campeonato departamental de fútbol en sus categorías inferiores, campeonato que debió realizarse en La Paz, a fin de preparar a las nuevas generaciones en este noble deporte, ya que ellos serán los que sustituirán a los que defienden la integridad nacional. "Los fines que persigue The Slrongest son altamente patrióticos, pues el rendimiento por concepto de entrada será entregado a la defensa nacional".5

    Emprendida la iniciativa futbolera, La Paz FootBall Association resolvía en sesión aprobar los roles de partidos; como ejemplo citamos el fixture para el domingo 28 de mayo de 1933, en cuyo detalle figuran los clubes: Atlético Alianza vs. Porvenir, Palermo vs. Unión Lince, Minerva vs. Blue Strar, San Calixto vs. Peñarol y Hiska National vs. Danger. Entonces, se hacían con relativa regularidad estos partidos de beneficencia para recaudar fondos destinados a los combatientes. Indistintamente, se impulsan los encuentros de Foot Ball ProCruz Roja, cuya finalidad económica fue destinada a la Cruz Roja; citemos también el fixture del 30 de septiembre de 1933, en cuyo detalle podemos destacar a los clubes que participaron entonces: Amistad vs. Miraílores, San Calixto vs. Mariscal Sucre, Strongest vs. Blue Star, Bolívar vs. Atlético Junín y Minerva vs. Northen. No todas las jornadas fueron llenas y con masiva participación del público, existieron también jornadas donde el público brilló por su ausencia. Pero el elemento más penoso fue la falta de arbitros en los encuentros que dominicalmente se llevaban, lúe una de la característica de las jornadas deportivas.

    La nota deportiva del periódico La Razón del martes 7 de enero de 1935 destaca el Campeonato Relámpago realizado. Ante la expectativa, más de siete mil personas presenciaron la aparición de los cuadros de The Strongest' y 'Ayacucho', que fueron recibidos por el público con nutridas ovaciones. El lance estuvo bajo las órdenes del arbitro Juan Luis Gutiérrez Granier, y los atigrados alinearon de la siguiente forma: Armando Silva, Juan Lechín, Luis Terán; Guillermo Urquizo, Ricardo Fiorilo, Emilio Estrada (capitán), Ángel Echenique, Hugo Gamarra, Froilán Pínula, José Toro y Hugo Viscarra. Por el otro lado, en el Club Ayacucho: Saavedra, Vargas y E. Zapata; Martínez, Inga y A. Zapata; Ugarte, Centellas, Herrera (Cap.), Nina y Villarroel. The Strongest, después de un reñido encuentro, venció a Ayacucho por 3 goles contra 1.

    El otro encuentro futbolero en la misma jornada fue protagonizado por los clubes: Bolívar vs. Northen, bajo las órdenes del arbitro Gustavo Velasco. El encuentro fue toda una revelación para los entendidos del fútbol. En la línea delantera de Bolívar sobresalieron el centro Saavedra y las alas García y Garrón; Andrade y J. Paredes se destacaron en la defensa que debidamente adiestrados Uegaríann muy pronto a ser excelentes jugadores. Finalizando el encuentro venció Bolívar por 2 goles contra 0 de Northen. De esta manera, los clásicos deportivos no estuvieron ausentes en las canchas de fútbol en la urbe paceña, tras entrar en guerra el país. Así, los partidos de fútbol son los que animan y levantan la moral de la población urbana, alentando a sus equipos, donde se realizaron esporádicas jornadas futboleras en sus diferentes divisiones, todos con un solo fin: el de recaudar fondos en apoyo a la defensa nacional.

    La Semana Gráfica N°24, del 8 de abril de 1933, realizó un homenaje a «The Strongest» con motivo de sus Bodas de Plata, y se destacó cómo el deporte contribuye a la campaña con: jugadores miembros y socios, por cuanto no podía faltar el elogio absoluto, radical, sin reticencias del deporte, manifestación máxima de la alegría juvenil y de la riqueza nerviosa de un pueblo. No es preciso remontarse a la cultura de los viejos helenos para encontrar justificativo de la disciplina deportiva. Todos los pueblos que adquirieron personaría en la inteligencia fueron pueblos amantes del deporte6. "Strongest, levanta tu corazón", el precioso himno gualdinegro, "Decididos a vencer contra cualquier contrincante"7. "La guerra es, finalmente, desarrollo de la estrategia deportiva. El deporte educa al individuo y lo capacita para el triunfo, no con finalidades egoístas, sino para que se encuentre apto en el momento cuando los imperativos de la justicia reclaman la intervención de la fuerza".8

     

    El fútbol en el teatro de operaciones

    La guerra impuso una paralización parcial de las actividades deportivas, por haberse movilizado la mayoría de los jugadores9. No se perdió el espíritu habitual tras entrar en guerra, porque en el teatro de operaciones se realizan diversas actividades como en la vida cotidiana. Se hacían con frecuencia: fiestas, bailes, conciertos musicales, cumpleaños y aniversarios de las unidades militares apostadas en el sureste. Entre ellas no podía faltar la elemental práctica sana del deporte, el fútbol especialmente en el teatro de operaciones, y se realizan esporádicas jornadas entre unidades militares en el transcurso de los tres años. Se hacían ocasionales jornadas de fútbol en momentos de calma, cuando los soldados salían de las posiciones de combate, dejando unos minutos su fusil, para rodar la pelota y sudar la camiseta y no perder la práctica de este deporte con un espíritu altivo, el de vencer al contrincante, elemento principal que eleva la moral del combatiente.

    El fútbol en Saavedra es una muestra cómo las unidades apostadas en el sector se enfrentan en caballerescas jornadas.

    "Es así cómo cuando los gloñosos regimientos Lanza 5 de Caballería y 16 de Infantería gozaban de un corto pero merecido descanso en Fortín Saavedra, cuando el Comando Superior del Ejército obsequió a ambas unidades hermosas pelotas de fútbol, para que se distrajeran en sus ratos de ocio. A órdenes del referee Mario Alborta, se jugó el interesante match que terminó después de nutrido ataques y esforzada defensa, por ambas partes, con una honrosa división de honores a dos goles por lado".10

    Villamontes poseía una cancha de fútbol bastante grande y en la que los 'clásicos' se jugaban no sólo los domingos, sino diariamente. Las 'barras' se dividían, como en la ciudad de La Paz, "y alientan a los bravos defensores de las casacas celeste y gualdinegras. También venían de un fortín, viene otro equipo Strongest, por ejemplo, a luchar con el Bolívar, del otro, por la disputa de un hermoso trofeo: una res, con sus accesorios, vinos, etc., que 'costea' el perdedor y que con todos gusto y todos los honores, compartimos todos"11. Era común escuchar en el frente de batalla hablar y decir de futuros encuentros deportivos.

     

    El Bazar del The Strongest

    Desde el 13 de febrero de 1933 se estableció en la Secretaría del Club el servicio de correos para las familias de los movilizados12. La Secretaría del Club "The Strongest", viendo el momento con singular patriotismo, inauguró en su seno "La correspondencia del Soldado", para colaborar a prisioneros de guerra y familiares de oficiales y soldados. Una comisión de socios se dedicó a la tarea de escribir la correspondencia al soldado con carácter gratuito. La dirección estuvo a la cabeza de Benito Sagárnaga, un singular hombre, cuya dirección se le encomendó, tarea que la desarrolló satisfactoriamente. Asimismo, según sus registros, se puede destacar que hasta julio de 1933 se ha despachado entre cartas y tarjetas más de 150 solicitudes. Éstas, como se comprende, provienen de gente imposibilitada de hacerlo personalmente, y en el deseo de indagar por la salud o paradero de su hijo, hermano o esposo que se encontraban en primera línea. Benito señalaba que lo hacían absolutamente gratis, proporcionando además papel y esquelas que lleven nuestro emblema. Fraccionamos Certificados, solicitudes al Estado Mayor, etc.13

    En una entrevista para La Semana Gráfica, hecha por el corresponsal Chasqui, Benito Sagárnaga, decía muy entusiasta: "Son ya varios miles las que se han enviado hasta la fecha y nuestro radio de acción no sólo abarca hacia el Chaco; mantenemos también nuestra correspondencia a los prisioneros en poder del Paraguay. Estas cartas, como todas, llevan nuestro sello. Se da cuenta la satisfacción que este emblema debe producir al Stronguista en tierras extrañas". El Bazar tuvo como propósito socorrer a heridos y enfermos, y recaudo de fondos entre sus afiliados. Esto genero profunda gratitud hacia la Institución, que en momentos de crisis boliviana contribuyó en apoyo de quienes fueron más afectados por las acciones bélicas. Es ese respaldo humano el que queda en la memoria, entre los recuerdos de guerra que marcan diferencia a esta generación del Chaco.

    La Comisión del Club Strongest, antes de entregar los fondos recaudados por el Bazar, el Directorio, en oportunidades resolvió invitar a delegados de la Contraloría General de la República, Centro de Defensa y Propaganda Nacional y Amigos de la Ciudad, para que procedan a una revisión minuciosa de los balances, con el fin de transparentar los manejos económicos14. Las rendiciones se hacían públicas, por ejemplo se leía en la Sesión Ordinaria del Concejo Municipal: "Del informe leído se desprende que en el curso de los días autorizados por la Municipalidad para este objeto, la recaudación alcanzó a Bs 1.523, de cuya suma ha sido destinada en gran parte a la atención de las familias de los soldados movilizados y debiendo enviarse el resto a los prisioneros. Además, el Directorio de la Oficina de Estadística Municipal, señor Luis Crespo, se ha dirigido al Concejo Municipal, dando cuenta de que en la mañana de ayer [24 de febrero de 1933], se ha repartido víveres y dinero a 732 familias de movilizados".15

    Tal iniciativa emprendida por el Club Strongest se replicó en varios puntos de la República, pues así lo refleja la nota del periódico La Razón, del 4 de octubre de 1933. "Con motivo de celebrar ayer las bodas de plata de la Sociedad de Socorro Mutuo 25 de Mayo, esta institución propició la realización de un bazar popular en beneficio de los hijos de los soldados movilizados. El bazar alcanzó completo éxito, habiendo concurrido elevado número de personas y arbitráronse muchos fondos". Así, Potosí contaba con su bazar destinado a apoyar a las familias de los soldados movilizados. De la misma manera, en la localidad de Llallagua, el 3 de octubre, "el Club Independiente Deportivo de esta localidad ha inaugurado recientemente su local de sesiones y retos públicos. En este último salón se ha instalado una estación radiorreceptora, dándose audiciones diarias al pueblo. La sociedad cuenta hoy con 150 socios y ha intensificado su movimiento interno".

    El esfuerzo no sólo del Club, sino de la población en general, se extendió a la retaguardia, organizándose varias kermeses y actividades sociales para recaudar íondos, los cuales se destinaba para los combatientes bolivianos.

    Una carta de los "Strongest" dirigiéndose a sus camaradas16

    Camaradas Stronguistas:

    No es posible que el ardor patriótico que nos conduce a los bosques de fuego del Chaco Boreal y los miles de kilómetros que nos alejan de nuestro querido hogar: "La Paz", nos haga perder el cariño que sentimos por el glorioso "'The Strongest". Acostumbrados a ver flamear la bandera aurinegra, bajo cuyos pliegues se ha templado el espíritu deportivo de la juventud boliviana actual, ahora -aunque siempre la estamos viviendo con nuestra inquietud e imaginación- la reclamamos más que nunca.

    El Dios de la Guerra ha querido que abandonemos, entre otras cosas, la casa stronguista, para que acudamos a defender la soberanía de nuestra patria. Por eso nos enrolamos complacidos y entusiastas en las filas del ejército, sacrificando todo cuanto teníamos. Uno de esos sacrificios es nuestra ausencia de la institución deportiva más prestigiada de Bolivia: "The Strongest".

    Cumpliendo el deber patriótico, quienes tengan suerte de retornar, llevarán para "The Strongest" sus cariños acumulados en el periodo más áspero de su vida. Y los cariños sagrados y los deseos nobles de quienes caigan en las jornadas bélicas, también llegarán a la casa aurinegra, como una profecía de una gloria mayor. Desde las trincheras del Chaco sangriento va, simpático "The Strongest", nuestro cariñoso saludo. Somos soldados pero no hemos dejado de ser stronguistas, ¡Huarikasaya, Kalatakaya! ¡Hurra, hurra! Hasta pronto camaradas.

    Puestos avanzados, 16 de noviembre de 1932.

     

    La Batalla de "Cañada Strongest"17

    Cañada Strongest o Cañada Cochabamba o llamada también por el lado paraguayo Cañada Esperanza18, constituye uno de los episodios más importantes de la Guerra del Chaco por los electivos de ambos ejércitos empeñados en acción de combate y por la misión estratégica encomendada a cada una de las grandes unidades en el teatro de operaciones19. "¿Cuál es la importancia de la batalla de Cañada Strongest?". Esta ofensiva significó el fin de las esperanzas paraguayas de una victoria fácil, puesto que con esta acción terminaría la guerra aplastando a las fuerzas bolivianas en Ballivián.

    Hstigarribia había diseñado un ambicioso plan que llevaría dos cuerpos del Ejército Paraguayo en un movimiento envolvente, abriéndose paso por el agreste flanco izquierdo boliviano, despejaría una "picada" hasta la retaguardia boliviana y aislaría a los 30 mil defensores del Fortín Ballivián. De esta manera forzaría a Bolivia ante una acción aplastante, lo que lo llevaría a su rendición. Con esta acción, la guerra concluiría, y asimismo no habría fuerza boliviana entre el Ejército triunfante y las reservas en Villamontes.

    El Comando boliviano, por su parte, consideraba tres hipótesis para la próxima e inmediata ofensiva paraguaya. Esta circunstancia permitió al Cuartel General de Ballivián tomar conocimiento exacto de la intención operativa del comando adversario, y pudo así adoptar las medidas adecuadas para frustrar su plan. El Jefe de Operaciones, teniente coronel Ángel Rodríguez, propuso una contramaniobra, que en su esencia consistió en dejar avanzar a las divisiones paraguayas —la Segunda y la Séptima del Primer Cuerpo- hasta Cañada Cochabamba, y allí apretarla dentro de una tenaza de hierro20. Esta acción permitió encerrarlos mediante una maniobra concéntrica que juntase en sus espaldas a regimientos del Primer y Segundo Cuerpo Paraguayo.

    En mayo de 1934, el coronel Bilbao Rioja inició la trampa a la Segunda División Paraguaya y rodeó la unidad en Cañada Strongest, en el centro del Chaco. Los nueve regimientos y la artillería que componían el Primer Cuerpo paraguayo avanzaron por el claro sin saber que les esperaba una contramaniobra. Se procede con la maniobra con un cerco que hicieron fuerzas bolivianas. La batalla tuvo lugar del 18 al 25 de mayo de 1934. Su resultado fue una victoria parcial para el ejército boliviano. Los paraguayos en Strongest tuvieron un desastroso resultado con 500 bajas y 1.600 prisioneros, y se capturó 1.500 fusiles, 3 morteros, 8 ametralladoras y 10 camiones. Fue sin duda el revés más importante sufrido durante la campaña el 1934.

     

    Atigrados que vistieron el uniforme de la patria y tuvieron papel destacado

    Capitán Víctor Hugo Estrada Cárdenas, "nació en la ciudad de La Paz en el transcurso de 1900. Se inscribió en el Colegio Militar, donde se destacó como estudiante y deportista. Capitán de varios equipos futbolísticos, conquistó con ellos varios campeonatos

    Incales. Su fama de futbolista victorioso se difundió rápidamente por todo el país, a tal punto que su nombre parecía exclusivamente ligado a la condición de deportista, mas no a su profesión de militar. De los escenarios competitivos, Estrada pasó a las candentes arenas chaqueñas y allí cumplió su deber con sus camaradas heroicamente"21. Jugó en Universitario, Colmil, The Strongest y el Equipo seleccionado de La Paz; estuvo en el Regimiento 26 de Infantería. Participó en las siguientes acciones en el sureste chaqueño: Segundo ataque "Nanawa" y cerco de la 4ta. División de "Gondra", 4 al 15 de julio de 1933; gran ofensiva de agosto, protagonizada por el Primer Cuerpo de Ejército, en 1933; ataque de la 4ta. División a "Cañada Gondra", del 14 al 26 ele agosto de 1933; repliegue paraguayo a "Gondra", 6 de septiembre de 1933; prolongada maniobra paraguaya "Alihuatá-Gondra", del 30 de agosto al 12 de diciembre de 1933. En "Campo Vía", el 7 de diciembre, Estrada resultó herido, cual consta en el informe del Cnl. E. González Quint, ex Comandante de la 4ta. División. Fue tomado prisionero el 11 de diciembre de 1933.22

    Teniente José Rosendo Bullaín, nació en Oruro, por su capacidad y actitud intelectual fue Abanderado y Brigadier Mayor del Colegio Militar. Su trayectoria futbolística es parecida a la de Estrada. Formó, como delantero, en el recordado equipo aurinegro que en 1930 inauguró el Estadio "Hernando Siles", venciendo 4-1 a Universitario. En la guerra, fue parte del Regimiento 4 de Caballería, y tuvo a su cargo la Batería 8 de Artillería23. Siguiendo el relato de Julio Díaz Arguedas, participó en la toma de Fortín Bogado, en agosto de 1932. En dicha acción fue herido en el brazo por disparo de un oficial paraguayo, al cual, a pesar de su difícil situación, logró tomarlo prisionero por un momento y luego huyera. Posteriormente, con su batería que se hizo célebre, estuvo en: "Corrales", "Betty", "Fernández", "La China" y "Campo Jurado". En "Cañada Cochabamba" o "Strongest" (noreste del Chaco), el 25 de mayo de 1934, cayó cubierto de gloria. La victoria boliviana estaba casi consolidada. Bullaín y ocho hombres recorrían una senda paraguaya en busca de cañones que habían dejado las fuerzas batidas. Allá fueron sorprendidos por una patrulla paraguaya que abrió fuego. Teniente y soldados bolivianos cargaron desesperada y valientemente. El primero sería herido de muerte, dejando profundo dolor entre sus camaradas. La batalla, cabe señalar, devolvió ánimos a las fuerzas bolivianas en un momento crucial del conflicto.24

    Coronel Luis Emilio Aguirre, del Strongest, el primer caído en Boquerón2'. Aguirre nació en La Paz el 6 de octubre de 1895. Curso sus estudios en el Colegio Ayacucho e ingresó al Colegio Militar, destacándose en su permanencia en el instituto militar. Su muerte se debió a la toma del Fortín Boquerón, lo que le valió su acenso postumo a Coronel del Ejército Nacional. Fue Jefe de Estado Mayor de la 5a División en Puerto Suárez, Jefe de la Policía de Seguridad de La Paz, profesor de Geografía e Historia en el Colegio Militar, director de la Revista Militar.26

    Teniente Lucio Vila, Stronguista caído en los campos de batalla2'. Vila nació en La Paz el 9 de junio de 1909. Después de haber estudiado los primeros cursos en el Colegio Nacional Ayacucho, ingresó al Colegio Militar siguiendo la huella paterna, donde supo destacarse en la carrera de las armas. Su espíritu sano y su vigorosa contextura física fueron los complementos de su breve y gloriosa carrera. Al concluir sus estudios en el Colegio Militar, inició su carrera como subteniente los primeros días de enero de 1932, habiendo sido destinado en mayo del mismo año al regimiento "Lanza" 5 de Caballería de guarnición en el Fortín "Alihuatá". Al iniciarse la invasión guaraní, fue uno de los primeros oficiales en enlistarse con un reducido número de reclutas bajo las órdenes del coronel Enrique Peñaranda, cayendo muerto heroicamente en la toma del Fortín Toledo.28

    Teniente Coronel José Ayo roa V, fue uno de los mejores militares bolivianos. Sus compañeros de arma lo reconocían, de modo que podía anticiparse sin muchos riesgos. José Ayoroa poseía un temperamento dinámico que lo empujaba a la acción. Era impetuoso y falso de control. Desde la infancia supo lo que valía la irresponsabilidad aplicada al lucimiento de las cualidades personales. Ayoroa fue partícipe en la política del Estado, siendo Prefecto de Oruro antes de la campaña bélica, y luego también concurriría a las arenas chaqueñas ante el llamado de la patria, había conquistado singular aprecio en el pueblo que veía en él un hombre capaz de renovar nuestro arcaísmo político orientando hacia normas de justicia. Murió en Tarija a causa de una intoxicación producida por el consumo de alimentos en estado de descomposición.29

    Carlos Constancio Noya, conocido gran back de la división superior de The strongest. Noya acudió a los campos de batalla del Chaco (infierno verde). Después de largo batallar y desnucar pilas por doquier, campeaba su atlético cuerpo. Cierta vez, sangrante, herido, cayó en poder del enemigo. Hecho prisionero fue conducido a Asunción, huyendo exitosamente, volviendo a su suelo patrio30. Carlos, un combatiente ex prisionero, muestra clara de la valentía de la juventud boliviana, la cual vació la sed, hambre, cansancio y las inclemencias del mismo clima.

    Los "atigrados", entre jugadores, miembros de la directiva y socios, marcharon a la contienda. Entre ellos tenemos: Subteniente Carlos Zalles Guerra, sportman y socio de The Strongest, cayó el 29 de agosto de 1933, en la batalla librada en el sector Bullo, y como heroica fue calificado su comportamiento, que le valió el ascenso a Subteniente de línea''1. Eduardo Reyes Ortiz Velasco, "jugador de fútbol, deportista completo y miembro del servicio internacional. Nació en Cochabamba, alrededor de 1895, iniciada la Guerra del Chaco los jugadores del "gualdmegro" en gran parte se incorporaron a una unidad de artillería. En algunas oportunidades, Reyes Ortiz, junto a otros atigrados, sería trasladado a la sede de gobierno por aire, para cumplir con partidos de carácter patriótico y solidario destinados a mantener alta la moral en el frente inlerno y recaudar fondos destinados a los/as damnificadas"32. Emilio Estrada, capitán del equipo de primera división de The Strongest, también se sumó al ejército en campaña, prestando importantes servicios. Adrián Murguía Vargas, distinguido Slronguista caído bravamente en campo de batalla. Pedro Escalante, Stronguista caído en cumplimiento de su deber patrio. Subteniente Severo Medrano y Luis Daza Aparicio, Stronguistas33 que tuvieron una descollante participación. Teniente Luis Peña, Hugo Gamarra, Alfredo Pascoe, Lisímaco Gutiérrez, Julio Zuazo Quintanilla, Adolfo Díaz Romero, Nils Galdo, Luis Cornejo, Llanos, Alarcón y Hugo Alípaz.

    Gran parte de una valiosa juventud, brazos que necesitaba la patria, quedó para siempre en las ardientes arenas del Chaco. La ciudadanía paceña, poco a poco, regresó a sus actividades tras el cese de hostilidades. La AFLP organizó rápidamente el torneo del año y The Strongest, con un nuevo equipo, demostró que su valer continuaba en vigencia y se hizo de la primera corona posguerra, entre nueve participantes34. Muestra de la capacidad para recordar y honrar memoria, y a la vez superar traumas del conflicto con apertura e inteligencia. Es que el club atigrado ha incorporado a notables jugadores de origen paraguayo en sus filas. Incluso algunos han llegado a adoptar la nacionalidad boliviana y jugar en la Selección; ahí están Luis Galarza, Wilfredo Camelas, Eligió Martínez, Julián Jiménez, Miguel Ganazú y Pablo Escobar.35

    La Paz, 10 de agosto de 2013

     

    NOTAS

    1. Felipe Murguía V, Historia del Fútbol en La Paz (Cronología). Homenaje al Cincuentenario de fundación de la Asociación de Fútbol, 1914-1964, Empresa Editora "Universo", La Paz, 1964. Citado por: Guillermo Mejillones y Raúl Calderón Jemio, "El Conflicto del Chaco y la Institución Atigrada. Algunas Notas", En: Memorias, Fútbol, Gloria y Bolivianidad. The Strongest 100 años, Carrera de Historia - UMSA, La Paz, 2008. pp. 20-21.

    2.    La Semana Gráfica N° 4, La Paz, 15 de noviembre de 1932, pp. 2-3.

    3.    La Semana Gráfica N° 24, La Paz, 8 de abril de 1933, p. 12.

    4.    Mensaje del Presidente del Comité Nacional de Deportes, Roberto Soriano Escobar, por la Celebración a los 59 años de vida del Club, En: The Strongest, N°2 Año II, abril de 1967, La Paz, p. 7.

    5.    La Razón, 12 de marzo de 1933, "The Strongest propicia un campeonato de FootBall de categorías inferios".

    6.    La Semana Gráfica N° 4, La Paz, 15 de noviembre de 1932, pp. 2-3.

    7.    Ibíd.

    8.    La Semana Gráfica N° 24, La Paz, 8 de abril de 1933, p. 11. "El Directorio del Club The Strongest para abril de 1933 estaba compuesto por: Juan Aparicio Reyes, Víctor Flores Sanjinés, Ricardo Escobar Castro, Felipe Murguia, Ernesto Vera Carrasco, Zenón Soria, Nicasio Cardoso, Félix R. Calderón, Coronel Gregorio Murillo, Eliseo Pabón, J. Benito Sagárnaga, Víctor Franco, Hugo Alipaz, Armando Arce, Héctor Sandóval, Carlos Pacheco Iturrizabal, Julio Nardín Rivas".

    9.    La Razón, 7 de enero 1935, "El Deporte".

    10.   La Semana Gráfica, N° 50 La Paz, 7 de octubre de 1933.

    11.  Jacobo Waisman, "Los clásicos rivales en el frente: Bolívar y Strongest", En: La Razón, 24 de enero de 1933.

    12.   La Razón, 12 de febrero de 1933, "Patrióticas actividades del Strongest". El local de la Secretaría estaba ubicada en la Calle Illimani N°70.

    13.   La Semana Gráfica N° 34, La Paz, 24 de julio de 1933, p. 9.

    14.   La Razón, 12 de febrero de 1933, "Patrióticas actividades del Strongest".

    15.   La Razón, 25 de febrero de 1933, "Un Voto de gratitud al 'Strongest'. Los Munícipes discutieron ayer la ordenanza de carnavales".

    16.   La Semana Gráfica N° 11, La Paz, 7 de enero de 1933, p. 14.

    17.   Tras el cese de hostilidades se realizaron homenajes en conmemoración a esta batalla; por ello citamos un ejemplo en 1943. Se conmemora el "Aniversario de la Batalla de Strongest". "Conmemorando dicha batalla, en la mañana del 21 de mayo, se llevó a cabo un interesante festival preparado por las meritorias Enfermeras de Guerra". En: Revista Militar, N° 71 y 72, mayo y junio, La Paz, 1943, pp. 537-538. Posteriormente ésta se elevaría a rango de Ley N° 611. (Ley de 23 de marzo de 1984, en la presidencia de Hernán Siles Zuazo, Presidente Constitucional de la República). Resuelve: Beneméritos de Cañada Strongest.- Declárese Héroes Nacionales. Por cuanto el Honorable Congreso Nacional sanciona la siguiente Ley Artículo Único.- Elévase a rango de ley el Decreto Supremo N° 10263, de 19 de mayo de 1972, que expresa "héroes nacionales" a los beneméritos, jefes, oficiales y soldados componentes del II Cuerpo del Ejército, que combatieron en las acciones de Cañada Strongest durante Guerra del Chaco el año 1934.

    18.   Ver, Jorge Antezana Villagrán, La Guerra del Chaco. Análisis y critica sobre la conducción militar, La Paz, Editorial Calama, Tomo II, 1981.

    19.   Ver también, Heriberto Florentín, La Batalla de Strongest, Apuntes para la historia de la Guerra del Chaco, Editorial Asunción, Álvarezjonte, 1958.

    20.   David Alvéstegui, Salamanca, su gravitación sobre el destino de Bolivia, Cochabamba, Fundación Simón I. Patino, Editorial Canelas S.A., Tomo IV, 1970, p. 383.

    21.   Marcelo Ramos Flores, "Víctor Hugo Estrada, un emblemático jugador de The Strongest en la Guerra del Chaco (1932-1935)", En: Fuentes N° 13, Revista de la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional, La Paz, abril, 2011. p. 17.

    22.   HAM: Histórico Archivo Militar, DPTO IEMG. Subfondo: Ejército en Campaña 1930-1935. El acceso a dicha fuente fue gentilmente permitido por el Cnl. Simón Orellana Chávez.

    23.   Ibíd.

    24.  Julio Díaz Arguedas, La Guerra con el Paraguay, Resumen histórico-bibliográfico, 1932-1935, La Paz, Intendencia General de Guerra, 1942.

    25.   La Semana Gráfica N° 24, La Paz, 8 de abril de 1933, p. 11.

    26.   Oro y Negro, N° 1, Año I, Revista quincenal, Órgano oficial de The Strongest, Noviembre de 1935, La Paz, p. 22.

    27.   La Semana Gráfica N° 24, La Paz, 8 de abril de 1933, p. 11.

    28.   Oro y Negro, N° 2, Año I, Revista quincenal, Órgano oficial de The Strongest, Diciembre de 1935, La Paz, p. 20.

    29.   Ver sobre su participación política en: Ricardo M. Setaro, Secretos de Estado Mayor, Buenos Aires, Editorial Claridad,

    1936,  pp. 29-37. Ver también "La muerte del Tte. Cnl. José Ayoroa V", la cual causó conmoción en la población, En: La Semana Gráfica N° 4, La Paz, 15 de noviembre de 1932, p. 3.

    30.   Oro y Negro, N°l, Año I, Revista quincenal, Órgano oficial de The Strongest, Noviembre de 1935, La Paz, p. 8.

    31.   La Semana Gráfica N° 50, La Paz, 7 de octubre de 1933, p. 23.

    32.   Marcelo Ramos Flores y Raúl Calderón Jemio, Diplomático a su manera: Esbozo biográfico ele Eduardo Reyes Ortiz Velasco, (cartilla) Carrera de Historia UMSA, La Paz, 2011, pp. 19-21.

    33.   La Semana Gráfica N° 24, La Paz, 8 de abril de 1933, p. 13.

    34.   Iván Aguilar Murguia, "Cañada Strongest, del fútbol a la Guerra" En: La Prensa, 7 de abril 2008 (Acción, siglo Oro y Negro) La Paz. p. 4.

    35.   Mejillones y Calderón, "El conflicto del Chaco y la institución atigrada. Algunas notas", En: The Strongest 100 años, 2008. p. 21.